Según la normativa europea EN 13241 se debe establecer un mantenimiento preventivo a intervalos definidos para un correcto funcionamiento de la puerta. Todas las operaciones de mantenimiento y/o reparación deben ser realizadas por personal autorizado. Ipce pone a su disposición diferentes contratos de mantenimiento.

Ofrecemos el mantenimiento puertas automáticas y si fuese necesario la reparación de puertas automáticas tanto a particulares como empresas y comunidades.


Con los mantenimientos de IPCe el cliente consigue:

Puerta fiable: abre y cierra siempre.
Seguridad: Exenta de riesgos.
Funcionalidad: Exenta de ruidos.
Buen aspecto: Limpieza adecuada.


- ¿En qué consiste un mantenimiento de una puerta de garaje?



Actuaciones comunes para todo tipo de puertas.

· Comprobación el correcto amarrado de la puerta.

· Comprobación estanqueidad, limpieza y aislamiento del sistema electrónico receptor del mando a distancia o cerradura.

· Comprobación de fotocélula, conexiones, limpiando tanto las lentes del emisor como el elemento reflector (comprobar su funcionamiento).

· Si la instalación cuenta con semáforos indicativos de estado de la puerta, comprobar el correcto funcionamiento de todas sus bombillasa.

· Comprobar los finales de carrera: funcionamiento

· Comprobación del sistema de desbloqueo y accionamiento manual de la puerta, para casos de avería y falta de energía eléctrica.



Actuaciones particulares en puertas basculantes.

· Comprobar que los cables de contrapeso están en buen estado.

· Rigidez del bulón y del dado.

· Engrase de cadena giros entre hojas y sobre todo giro superior. Comprobación del buen estado en general

· Comprobar buen funcionamiento de la banda antiaplastamiento.

· Comprobar que el contrapeso está bien fijado y no roza con el armario.



Actuaciones particulares en puertas batientes.

· Engrasar giros

· Comprobar bandas antiaplastamiento

· Comprobación que la puerta batiente cierra correctamente y no se engancha al abrir.



Actuaciones particulares en puertas correderas.

· Limpiar la guía de desplazamiento de la puerta, apartando objetos de toda la carrera de la puerta. 

· Limpiar la cremallera y engrasar el piñón, comprobando la carcasa de protección del motor, cable, etc.

· Comprobación banda seguridad antiaplastamiento en apertura y cierre, en su caso.

Publicado: 19 de Abril de 2013 a las 10:29